Alejandro Malaspina

Alejandro Malaspina nace el 5 de diciembre de 1754 en Mulazo (Italia), cerca de Parma, parte de la Corona española.

En 1774 es cadete de la Escuela de Guardiamarinas de Cádiz, participando valerosamente en combates navales contra ingleses y árabes. Entre 1777 y 1779 da la vuelta al mundo en la fragata “Astrea”, de la cual será capitán de 1776 a 1788, siendo ascendido y reconocidos sus méritos en 1778 por el rey Carlos III, no sólo en su valía como navegante y como soldado, sino por su amplia cultura también.

Propondrá al rey una idea que había estado fraguando en sus años de navegación: una expedición española, minuciosamente estudiada y organizada, con fines científicos, utilizando los medios más avanzados de la época con el fin de ampliar y describir sistemáticamente la flora y fauna americanas, su historia, antropología y evolución, confirmar y corregir datos geográficos, hidrográficos, cartográficos y astronómicos, y una valoración de la situación política, militar y económica de los virreinatos americanos.

Navegación Oceánica y Costa de Canadá.Se trata de levantar acta científica y humana de lo existente en el continente americano de habla hispana. Un magno proyecto entonces pendiente, impulsado por el afán de saber del ilustrado siglo XVIII, que quedará fijado en la Historia de la Marina española al lado de gestas de otras extranjeras contemporáneas como las de Cook o Bouganville.

El plan, propuesto el 10 de septiembre de 1788, es aceptado prontamente el 14 de octubre, dos meses exactos antes de la muerte del rey. Se construyen dos corbetas en el Arsenal gaditano, de 306 toneladas, cubiertas de chapa de cobre para impedir la corrosión de los moluscos y con doble casco. Cuentan con la financiación del Ministerio de Marina.

Se llamarán “Descubierta”, al mando de Malaspina, y “Atrevida”, al de José Bustamante. En ambas una dotación de 102 hombres escogidos, acompañados de naturalistas, dibujantes, cartógrafos, astrónomos y otros científicos.

Isla de Mindanao (Filipinas).Partirán el 30 de julio de 1789, rumbo a Montevideo y regresarán el 21 de septiembre de 1794, recorriendo la Patagonia, las Malvinas, Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Panamá, México, California, y rumbo a Asia y Oceanía verán Filipinas, China, las Marianas, Nueva Zelanda, Australia y la Polinesia.

Recogiendo libros y noticias sobre la población de esas tierras y su Historia, estudios de minería y botánica, de zoología, cartografía, geografía, antropología y cultura.

Máscara de los indios Tlingit, en la actual Columbia Británica, recogida por Malaspina.Traerán a España 14.000 especies botánicas nuevas, 900 ilustraciones, 17 mapas, base de la creación del Instituto Hidrográfico Español, y el estudio de 500 especies zoológicas de tres continentes. Actualmente existen más de 600 publicaciones relacionadas con las aportaciones científicas y culturales de la expedición.

También elaborará un memorial sobre la situación política donde, recogiendo las sugerencias y opiniones de autoridades locales y personalidades americanas, recomienda mecanismos autonómicos dentro de la unidad nacional, militar y legal.

A su regreso, la popularidad de Malaspina es enorme, y despierta los recelos del valido de Carlos IV, Manuel Godoy, temeroso del apoyo político que pudiera lograr el marino, por lo que convence al monarca de la existencia de una fantasmagórica conspiración.

El 23 de noviembre de 1795 es encarcelado, su obra dispersa y destituido de todos sus grados, empleos y propiedades. Tras siete años es liberado y muere en Parma en 1810.

75 años después comenzará la divulgación de su obra y su gesta, que debe ser reivindicada como tal y no olvidada su aportación a la ciencia española.

Índice de Los Nuestros
Volver al inicio del Documento