Portada Índice de Autores y de Títulos

Ordenación por autores, inicial: W, X, Y, Z

NATIONALISME, ANTISÉMITISME et FASCISME en FRANCE

Michel Winock

Ed. Éditions du Seuil (Histoire), año 1990, 446 págs.

Índice:
Parte 1: Du nationalisme français. Parte 2: L'imaginaire nationaliste et l'antisémitisme. Parte 3: bonapartisme et fascisme. Parte 4: Figures et moments.

Sitúa el origen del nacionalismo en la liquidación del Antiguo Régimen: la soberanía dinástica es sustituida por la soberanía popular y los estados monárquicos por las naciones de ciudadanos. El término "nacionalismo" que aparece entonces para expresar aquella nueva realidad democrática y universalista permanece en el olvido y en desuso durante todo el S. XIX; en su última década se materializa como una nueva ideología política (Barrès, 1892) producto de la derecha y de la extrema derecha antiliberal. Se trata de una variante imbuída del romanticismo alemán: el nacionalismo integral, que, con la misma denominación, se refiere a conceptos diametralmente opuestos. Entre ambos, si bien consecutivos históricamente, se dan, ocasionalmente, algunas simultaneidades. Surge como expresión antiparlamentaria y antidemocrática con el boulangisme, donde se mezclan toda clase de elementos más o menos radicales procedentes de todo el arco ideológico como expresión del descontento del momento, y alcanza el paroxismo con el asunto Dreyfuss, que a la vez descubre y exalta el sentimiento antisemita que adquiere un carácter político; a través de él, izquierda y derecha, por distintos caminos se manifiestan nacionalistas, acuñándose rápidamente la idea del "complot judeo-masónico". A un primer nacionalismo "abierto" (según el autor), republicano y civil, sucede un nacionalismo "cerrado" derivado de una visión pesimista de la historia y obsesionado por proteger e inmunizar la identidad colectiva contra todas las supuestas amenazas. En esa escalada progresiva hacia el nacionalismo integral: el fascismo, a que consecutivamente conducen el boulangisme, el bonapartismo y el antisemitismo, se elaboran los elementos esenciales de la doctrina y la revisión histórica, la esencialización de la cultura y los mitos, baluarte fundamental, que en Francia adoptan las formas de Juana de Arco, como mito positivo, y los "judíos", como mito de la repulsión, en un juego que podemos trasladar a todo nacionalismo dentro del esquema general que nos muestra como el nacionalismo siempre necesita definirse contra "algo", y proyecta sobre ello todo lo que aborrece de sí mismo. Los acontecimientos en Europa han sometido al nacionalismo a diversos vaivenes, y aún persistiendo vestigios de aquel nacionalismo inicial, es el nacionalismo integral quien realmente existe. La debacle de las utopías de "izquierda" (que ya quedó vacía de contenidos con la 1ª Guerra Mundial, al abrazar la causa nacionalista) han dejado de nuevo al descubierto los miedos, el miedo a los cambios, al porvenir, a la nueva economía ..., y como reacción se denuncia que todos los males vienen de "fuera", del "otro". En ésta nueva circunstancia, el nacionalismo ofrece, como siempre, soluciones simples a problemas complejos, y aunque se trate de falsas soluciones y de pura demagogia, su extrema simplicidad y concreción facilita su arraigo. Así, en el presente, trastoca el mito de la repulsión en antiamericanismo, donde ha coincidido de nuevo con la izquierda, tras la 2ª G M, forzada a apoyar la política exterior de la URSS; desaparecida ésta última, el rechazo persiste tanto en el ámbito político (el liberalismo) como en el económico (la potencia industrial) y el cultural (la nueva civilización industrial y urbana) como resultado de una mezcla de admiración y envidia. A América, como imagen del individualismo y el cosmopolitismo, el nacionalismo opone su lenguaje totalitario, ancestral, de los "derechos de los pueblos y de las culturas" (impuestos sobre los derechos individuales), esa es la ideología de la Nueva Derecha, enmascarada de diversas formas, en la que se encuentra también a la actual "izquierda". El mito negativo es ahora el "americano" pero las grandes manifestaciones en su contra, no son sinó una explosión de impotencia, y sobre todo, el rechazo a una civilización común.

 

LOS GÁNGSTERS de la GUERRA CIVIL

José María Zabala

Ed. Random House Mondadori, año 2006, 512 págs.

Índice:
1- Prieto, traficante de armas. 2- Laurencic, el arquitecto de las checas. 3- Atadell, el asesino enmascarado. 4- Marty, el Carnicero de Albacete. 5- Negrín, un bon vivant sin escrúpulos. 6- Carrillo, cómplice de Paracuellos. 7- Epílogo: una trilogía única.

José María Zavala, periodista y autor de varios libros centrados en la Casa Real, ha realizado una trilogía sobre la Guerra Civil que culmina con ese tomo, construido con las biografías y hechos de los principales culpables por sus hechos criminales.
Destaca la doblez y desverguenza del socialista Prieto, figura mitificada por “moderado” frente a un Negrín del que se muestra su nulo carácter moral y su nefasta actuación e iniciativas políticas.
El resto lo componen los grandes chequistas, todos ellos ladrones y criminales. Los anexos y las fuentes documentales están incluidos.