Portada Índice de Autores y de Títulos

Ordenación por autores, inicial: C

¡ARRIBA EUSKADI! LA VIDA COTIDIANA EN EL PAÍS VASCO.

José María Calleja

Ed.Espasa, año 2001, 403 páginas .

Índice:
I-Una historia de amor. II-Los payasos de Euskal Herria. Los héroes son para las dictaduras. III-En un colegio del País Vasco. IV-La Universidad y la falta de compromiso de los jóvenes. V-Dios me ha dicho que es lícito matar. VI-Alcohol, adolescencia y ardor patriótico de estómago. VII-Chulos, vividores y cobardes. El negocio de ser nacionalista. VIII-La librería Lagun: José Ramón Recalde, María Teresa Castells y la resistencia a las dictaduras. IX-Extorsión y cruce de miradas VII-Chulos, vividores y cobardes. El negocio de ser nacionalista. VIII-La librería Lagun: José Ramón Recalde, María Teresa Castells y la resistencia a las dictaduras. IX-Extorsión y cruce de miradas. X-El asesinato de Buesa y las adhesiones a Ibarreche. Teoría y práctica del crimen. XI-Los medios de comunicación, el control del PNV y la prohibición de la palabra España. XII-La "Ertzaintza", la violencia callejera y la banalización de la muerte. XIII-Las banderas, las visitas de Franco, Ernesto Lluch y los vascos famosos en Madrid. XIV-Joseba Arregui, disidente del PNV. Los Landáburu, el crimen de Pedrosa y cómo lo cuenta la prensa sensacionalista. XV-Las drogas, banderín de enganche. Jon Idígoras y el hijo del enterrador. XVI-Los paseos donostiarras de Fernando Savater. XVII-El idiota moral, el perro de los Múgica y Hernani como modelo. XVIII-Las víctimas del terrorismo: dolor, memoria y síntoma.

Descarnado relato del horror de la vida cotidiana vasca por el acoso de los nacionalistas. La mejor obra sobre el terror en el País Vasco y sus métodos. Lo más valioso de esta obra no es el análisis de la situación vasca en profundidad como tesis, lo que ya han hecho otros libros, sino la descripción de situaciones cotidianas, de la proximidad descarnada y de la visión directa de todo ello, desde la visión del protagonista. Es ese libro imprescindible para comprender el día a día de esa pesadilla consentida. No es una tesis o un análisis político. No podrá escogerse lo que causa más repugnancia de una sociedad putrefacta por el nacionalismo y por los políticos que lo han tolerado, aunque ahora chillen cuando les disparen a ellos: si la impunidad, la colaboración, la mentira, la censura, el cinismo o el control mafioso de la sociedad. Entre el asco y la indignación. El autor es uno de los intelectuales en el punto de mira del fascismo vasco.

 

GENES, PUEBLOS Y LENGUAS

Luigi Luca Cavalli-Sforza

Ed. Crítica, año 2000, 235 págs.

Índice:
1 Los genes y la historia. 2 Un paseo por la selva. 3 La leyenda de la Eva africana. 4 Revoluciones tecnológicas y geografía de los genes. 5 Lenguas y genes. 6 Transmisión y evolución culturales.

Expone e interpreta los procesos que dan lugar a la variabilidad genética en poblaciones, y los mecanismos y factores que actúan (migraciones, aislamiento, etc...). El resultado es que la distancia genética se produjo como consecuencia de la dispersión y el aislamiento de los grupos humanos, aumentando con la distancia pero solamente hasta un cierto grado, posteriormente se detuvo. Incluso en esas circunstancias la diferencia estadística entre grupos es pequeña y en todo caso menor que la que hay entre indivíduos del mismo grupo. Con la expansión demográfica terminó el aislamiento y aumentaron las migraciones, el intercambio y la mezcla; con ello la evolución biológica del ser humano, en las condiciones actuales, se ha detenido y las diferencias entre grupos son nulas, no así entre los indivíduos, que incluso aumentan. Resulta evidente que no hay ninguna razón que de pie al racismo (ni a la posibilidad de definir y delimitar los límites de ninguna raza, pese a las diferencias aparentes), y debe ser conceptuado como un hecho cultural y psicológico que obedece a razones sociales y políticas. Paralelamente a la diáspora, se produjo la proliferación de adaptaciones al medio, las variaciones culturales. La cultura al no estar vinculada a ningún carácter genético específico, con la vida moderna y la densidad de comunicaciones, no se estanca, sinó que evoluciona rápidamente, inversamente al hecho genético. Así aparecen nuevas formas culturales (aunque no en el sentido que les gustaría a los esencialistas y culturalistas) y ello pese al formidable obstáculo que imponen las lenguas, que actúan como barreras, aunque lentamente se van erosionando. No hay en la variedad cultural expresión de ningún "genio" ni "carácter" que la haga particularmente valiosa.

 

El Disparate Nacional

EL DISPARATE NACIONAL

Roberto Centeno

Ed. Planeta año 2011, 405 págs.

Índice:
Primera parte: De la estafa de la Transición a la llegada de Zapatero: 1 ¿Cuándo se jodió España? 2 La etapa de Felipe González. 3 La etapa de José Mª Aznar. 4 Un atentado múltiple trae a Zapatero y todo lo que pueda ir mal irá mal. 5 Conclusiones del modelo de Estado que nos ha llevado a la ruina. Segunda parte: La crisis económica y social: 6 La crisis inmobiliaria, el aviso de la Inspección y el punto de inflexión. 7 La crisis financiera internacional. 8 La crisis del sistema financiero español. 9 MAFO falsea el crecimiento y Zapatero gana de nuevo. 10 Camino a la depresión. Tercera parte: ¿Quo vadis Hispania?: 11 Zapatero encuentra la solución a la crisis mundial: prohibirla por ley. 12 Las otras crisis sectoriales. 13 ¿Está España en quiebra? La deuda bruta supera el 400 %  del PIB. 14 Egipto tuvo sus plagas, España a Zapatero. 15 Rubalcaba, Rajoy y Rosa Díez. Epílogo: ¿Y cómo se arregla España?.

La enorme crisis que sufre el país en el momento de la edición de éste libro, se viene gestando desde mucho atrás, como nos muestra el autor, en rigor, desde la infausta "transición" con el tipo de Estado que artificialmente se adoptó: el desastroso e inviable Estado Autonómico en el que el Estado central no puede (ni quiere) coordinar ni controlar a las autonomías, el sistema de partidos que se consagró y que se ha convertido en una partitocracia habitada por una casta política calificada, y con razón, de parasitaria y una ley Electoral que socava el carácter democrático de este régimen. Con firmeza, abundancia de datos, sin ambigüedades, y señalando a los personajes autores del desastre por ineptitud, estulticia u obediencia política, nos muestra las mentiras y falsificaciones con que se ha ocultado a la población la realidad de los hechos sin olvidar la corrupción que desde el primer momento se ha ido extendiendo por todo el ámbito de la casta hasta alcanzar cotas increibles. El déficit y la deuda (pública y privada) obra de inmensos despilfarros, malversaciones y gestiones torpes y perversas, pormenorizadamente detalladas, están en el centro de las causas inmediatas de la posible quiebra del país, pero las causas primarias están en las instituciones y en las estructuras. El autor aborda de forma clara y comprensible las vías de corrección de la situación (desde la liquidación de las autonomías y el permanente chantaje nacionalista como premisa básica, hasta las verdaderas reformas estructurales necesarias y no las que frívolamente preconizan) y las escasas posibilidades de que vayan a ser abordadas por los mismos que han creado el problema.

LOS NACIONALISMOS

Centro Pignatelli . Semanario para la Investigación para la Paz (1992-1993 Zaragoza) AA. VV.

Ed Diputación General de Aragón (Dept de Educación y Cultura), año 1994, 495 págs.

Índice:
I MARCO DEL ANÁLISIS INTERDISCIPLINAR. 1 Génesis y raíces de los nacionalismos. 2 Sociología de los nacionalismos. 3 Nacionalismos y ejércitos. II EL RETORNO EUROPEO 4 Europa entre la integración y la disgregación 5 El nacionalismo español y el Estado Español. 6 El nacionalismo vasco y el nacionalismo catalán. 7 La personalidad y el futuro de Aragón. III LOS NACIONALISMOS HEGEMÓNICOS 8 Alemania. 9 Estados Unidos. 10 Japón.

Este libro recoge la aportación de diversos autores, y consecuentemente diversos puntos de vista, así como algunos de los debates producidos en las sesiones del citado seminario en 1992-93. Los artículos abordan con distinta orientación diversos aspectos del nacionalismo y sus expresiones: contenidos ideológicos, orígenes, dimensión sociológica, incidencia política actual y su perspectiva histórica en los acontecimientos del s XX a través de las grandes manifestaciones del nacionalismo en Europa, y también en Japón y EE UU. La materialización de esta ideología en España presenta diversas perspectivas y realidades e impone serias dificultades al Estado de las Autonomías, sobrecargado con notables concesiones al lenguaje de los esencialismos y determinismos culturales, con la aceptación incondicionada de las "identidades colectivas" y del papel fundamental e identitario con que se ha logrado dotar a la lengua, y el estímulo que representa en la formación de nuevos nacionalismos. También se aborda el papel de todas estas movilizaciones etnoculturales en el entorno geográfico local, y en el de las relaciones políticas internacionales (Europa, la OTAN,...). La recopilación incluye algunos resúmenes de datos sociológicos, tal vez algo anticuados, pero orientativos.

 

LOS RACISMOS COTIDIANOS

Ariane Chebel d'Appollonia

Ed. Bellaterra, año 1998, 95 págs.

Índice:
1 Vocabulario del racismo. 2 Pasar de "muerte a los judíos" a "no tiene porqué gustarme la ley Viel". 3 Las razas no existen, pero la raza explica muchas cosas. 4 Las malas semillas. 5 "No tenemos los mismos valores". 6 "Abajo la república de los oprimidos, viva la democracia de los guetos". Conclusión: Por un derecho a la indiferencia.

La concepción antigua del "racismo" se refería a la supuesta "jerarquía de las razas"; este aspecto tan desprestigiado ya no es actual, pero sí lo son, y mucho, las ideologías y doctrinas culturalistas que propugnan la pureza cultural como identidad (colectiva, pero impuesta individualmente) y la conservación de la llamada "cultura propia" como excusa para ocultar la persecución de los procesos naturales de mezcla y mestizaje "degeneradores" de la supuesta "identidad" que a toda costa se ha de preservar. Todo esto constituye el camuflaje de los verdaderos procesos de exclusión y subordinación social. Como antaño, los nacionalismos, provistos del nuevo lenguaje, han logrado extender entre los medios y la clase política (desprovista de contenido)el mensaje, y es otra vez el instrumento (el verdadero neo-nazismo, con disfraz "cultural") que cuando alcanza cotas de poder pone en marcha los procesos neo-racistas de la homogeneización: la dictadura de la etnia, la exclusión (lingüística, etc...), la esencialización de la cultura, la creación de guetos culturales, las discriminaciones llamadas "positivas", la exigencia radical por encima de todo del llamado "derecho a la diferencia", la imposición de la identidad colectiva (negando el mismo derecho a la diferencia), la negación del indivíduo en la etnia (la atomización radical del indivíduo y su conversión en "masa"), y todo ello arropado con las "teorías" relativistas y "purificadoras" de la "realización en la autenticidad". Se trata de un neo-razismo sin raza, ahora etnia, y la xenofobia se manifiesta como etnofobia, todo ello bien confundido en la amalgama del ambiguo y manipulado multiculturalismo bajo el que se oculta la estigmatización del otro y la exaltación de un mundo compuesto, no de diversidad, sinó de homogeneidades separadas, nunca mezcladas, que permite invocar el "derecho a la diferencia" para exigir la "diferencia de derechos" que es la realidad que se oculta. En un breve repaso histórico examina la etimología y la evolución de la idea de raza y su persistencia bajo distintas formas, y explica cómo el discurso conservacionista de la ideología ecologista se extiende y superpone al conservacionismo cultural cubriéndolo con la manipuladora metáfora naturalista, y en ello se hermanan la ideología nacionalista y ecologista. El discurso étnico ha conquistado la complicidad de una parte de la población y con ello una cierta legitimidad: la identidad es previa al individuo, es esencial, invariable y a tal punto se sobrevalora que anula al individuo -fuera de ella no hay nada- y así, en nombre de la diversidad realmente la niegan. Estas ideas que de un modo simplista y acrítico se han implantado llevan a la compartimentación en el seno de sociedades previamente existentes, al sectarismo, al enfrentamiento etno-cultural y finalmente a la segregación y separación mediante procesos que siempre desembocan en la justificación del uso de la violencia, cuyo resultado es el tribalismo absoluto y totalitario. El problema dentro de los límites del discurso dominante está en elegir entre los derechos de las minorías, o el "derecho a la indiferencia", es decir la igualdad de los ciudadanos sin el reconocimiento jurídico de las etnias. Concluye que las demandas colectivas no deben anular ni sobreponerse a los derechos de los individuos, la identidad colectiva no puede imponerse al individuo, esa "diversidad identitaria" socava a la sociedad y vacía de contenidos al Estado de la ciudadanía para reclamar y sutituirlo por el Estado étnico y totalitario. Estas perspectivas, por otra parte, amenazan todo intento de realización de una Unión Europea, al contraponer la disyuntiva: la Europa de los ciudadanos frente a la Europa de las etnias. Propugna que frente al derecho a la diferencia debe levantarse el derecho a la indiferencia y el universalismo. La indiferencia a las diferencias etnoculturales es la única forma de tolerancia que pone de relieve las verdaderas diferencias: la desigualdad social y sus consecuencias, por el contrario, la identidad colectiva las oculta. La identidad social no es la identidad cultural, la sociedad no es la yuxtaposición de agregados cerrados, y no puede haber reconocimiento del otro cuando se halla subsumido en la identidad colectiva.

 

ART and PROPAGANDA in the TWENTIETH CENTURY

Toby Clark

Ed. ABRAMS, año 1997, 175 págs.

Índice:
1 Revolution, Reform, and Modernity, 1900-1939. 2 Art, Propaganda, and Fascism. 3 Propaganda in the Communist State. 4 Propaganda at War. 5 The Art of Protest: From Vietnam to AIDS

Señala, con ejemplos bien analizados, los aspectos característicos del uso propagandístico del arte por los distintos regímenes políticos, particularmente los nazis y fascistas, inequívocamente fundamentados en el nacionalismo, y a la vez, la conexión del mundo del arte con esa ideología. Describe como la estrategia utilizada, a través de exposiciones oficiales (camufladas o no), comisiones, subvenciones etc... es diversa pero siempre exaltando la continuidad y los vínculos con el pasado, subrayando la permanencia de la esencia nacional: los valores eternos. De ahí la prevalencia de imágenes antiguas en un eterno retorno a la Edad de Oro. Muestra cómo la Edad Media es rica en posiblidades para crear la ensoñación de la "personalidad colectiva" y la "identidad colectiva", como paradigma de comunidad donde la jerarquización no es sentida (dicen ellos) como opresión y justifica la visión organicista del "pueblo", así como la de una comunidad espiritualmente unida y en unión religiosa con la naturaleza. Para ello se subraya la importancia que adquiere el muralismo (lo que implica una clara dependencia del poder) como vehículo y poderoso instrumento que facilitando la fusión de elementos contemporáneos con leyendas del pasado resulta muy eficaz en la concreción del mito. Subraya también las ambigüas relaciones con la vanguardia - el nacionalismo pretende la modernidad-, la que puede asimilar, y la que rechaza. Todo ello podemos sencillamente observarlo en nuestro entorno inmediato: la mezcla de religiosidad y política (Gaudí), la manipulación y exaltación del Románico, la vanguardia nada rupturista ni indomable, sino lo contrario (Tapies etc...).

 

RAZONES de IDENTIDAD. Pluralismo cultural e integración política.

Francisco Colom

Ed. Anthropos, año 1998, 316 págs.

Índice:
Introducción. I Las arenas políticas de la democracia. II La "cultura" y los lenguajes políticos de la modernidad. III Los malentendidos de la dignidad. IV El retorno de las metáforas comunitarias. V Ciudadanía y nacioanlidad: dos referencias de la lealtad política. VI "E pluribus unum"?: la gestión política de la etnicidad. VII Aventuras y desventuras del federalismo. España y Canadá ante la "cuestión" nacional.

Este libro trata de dar elementos para abordar las complejidades que los actuales discursos ("políticamente correctos") sobre las diferencias, su preservación, y la gestión de la heterogeneidad, han colocado en primer plano creando frecuentemente desasosiego e inestabilidad social. Estos discursos se insertan dentro del marco del "multiculturalismo" que presenta múltiples interpretaciones y contenidos, lo que incrementa la confusión, al permitir pasar de una interpretación a otra subrepticiamente, y también, a hurtadillas, se pretende deslegitimar, ocultar y negar, cuando no invertir, los procesos de hibridación largo tiempo iniciados en la humanidad. Lo que se oculta tras estos discursos (especialmente en el caso del nacionalismo), y las correlativas "políticas de la identidad" no es más que el control y el privilegio en la apropiación de los recursos y el poder. Desaparecidas las ideologías, la "identidad" es el nuevo paradigma o religión: el romanticismo y la nueva proliferación del sentimentalismo, la nostalgia, el irracionalismo de pasados míticos, y ritos y linajes ancestrales constituyen la única legitimidad. El libro describe los contextos sociales y políticos, y su significación bajo el punto de vista de las grandes corrientes de pensamiento (o lo que queda de ellas), de las distintas concepciones de la cultura y de la identidad, para finalmente centrarse en la cuestión práctica, de fondo, que son los problemas que se plantean entre ciudadanía y nacionalidad profundamente lastrados por el nacionalismo y la politización de la cultura que él hace, así como la falsa coartada naturalista que lo legitima y las fracturas sociales e institucionales (partidos políticos) que provoca junto con la idea de comunidad como pertenencia ineludible. Todo ello constituye un desafío casi insuperable a las dificultades que crea la etnicidad, negando la posibilidad de convivencia de diversas "identidades" (ahora impuestas, negando toda autonomía individual) bajo una misma unidad política. Finalmente estudia los distintos modelos de gestión de la pluralidad étnica según las distintas concepciones de la sociedad y el acceso a la ciudadanía que muestran las paradojas, contradicciones y callejones sin salida que aparecen, especialmente cuando se dan fenómenos de nacionalismo conducentes a una concepción del Estado como una tribu, clan o familia. Las corrientes multiculturalistas no ofrecen soluciones satisfactorias: de un lado llevan a jerarquizaciones étnicas y por otro han sobrevalorado las mínimas diferencias existentes en sociedades con elevado nivel de vida. El federalismo, solución que se pretende idónea, tiene, como muestra el autor, unas posibilidades muy limitadas y frecuentemente se ve desbordado por la reproducción a escala menor de la misma estructura más amplia de la que procede, pero ofrece a las oligarquías locales (y élites advenedizas) el control total del poder y la compartimentación (y modelación forzosa) étnica, de la sociedad, así como la discriminación etnocultural, sacrificando por completo los derechos fundamentales del indivíduo. La cuestión es que en nombre de la pluralidad se practica la homogeneidad absoluta y la asimilación subordinada de toda la población atrapada entre las "unidades" étnicas. La irresolubilidad de los problemas que plantea - las "identidades nacionales", resultado de la politización de cuestiones que inicialmente carecen de toda significación - se pone en relieve en el interesante examen de los casos de España y Canadá, que muestran la futilidad de todo intento federal allí donde hay nacionalismo. Las complejidades que el autor nos describe no merecen intentos por resolverlas ya que la realidad los sobrepasa en el sentido de que la finalidad constante de los nacionalismos no es, ni puede ser otra, más que la segregación y la destrucción de unidades políticas (la exaltación del terruño, el linaje, el sentimentalismo irracional, la creación de diferencias allí donde no las hay, la negación de lo común y el mestizaje histórico).

 

CIUDADANOS DEL MUNDO. Hacia una teoría de la Ciudadanía.

Adela Cortina

Ed. Alianza Editorial, año 1997, 265 págs.

Índice:
Introducción: del grotesco teológico al grotesco político. I Hacia una teoría de la ciudadanía. II Ciudadanía política. Del hombre político al hombre legal. III Ciudadanía social. Del Estado del bienestar al Estado de justicia. IV Ciudadanía económica. La transformación de la economía. V Ciudadanía civil. Universalizar la aristocracia. VI Ciudadanía intercultural. Miseria del etnocentrismo. VII Educar en la ciudadanía. Aprender a construir el mundo juntos. Epílogo: El ideal de la ciudadanía cosmopolita.

Presenta una especulación teórica destinada a fundamentar y establecer una nueva filosofía política capaz de presentar el paradigma de la "ciudadanía" como polo atractor de identidad, adhesión y participación; aunque tal vez cierto grado de abstracción del concepto hace temer dificultad en su difusión y aceptación espontánea en la población. Examina con detalle los diversos aspectos componentes de esa "ciudadanía", p.ej. el Estado de justicia como alternativa al Estado del bienestar, el fracaso de la "solidaridad", etc... , y también considera la posibilidad de realizar las nuevas propuestas en el seno de unidades más amplias como la Unión Europea dadas las dificultades que experimentan los Estados Nación históricos, muy especialmente allí donde han resurgido de nuevo los nacionalismos. Expone el carácter artificial de la nación, que los nacionalistas pretenden como natural, y niega el carácter finalista de la Naturaleza según el cual la diversidad, de cultura y lenguas, es un bien superior a proteger. La "diversidad" es un producto de la historia, nada esencial ni genuino, y por lo tanto sujeta a su devenir, no hay ninguna exigencia, ni ventaja, en su conservación, que no es más que una exigencia de la ideología nacionalista negadora de la autonomía individual escamoteada en la autonomía "colectiva". El conjunto de propuestas diseñarían un tipo de ciudadanía cosmopolita que sobrepasa las tendencias etnocéntricas (actualmente en auge), y conducirían a un nuevo tipo de sociedad. La "ciudadanía" superaría las diferencias culturales, -la "ciudadanía intercultural"-, como respuesta ante los problemas del multiculturalismo y el relativismo cultural, aunque se nos antojan un tanto ingenuas. Plantea que el multiculturalismo no sería ningún problema si no fuera por el nacionalismo y la corrupción de los conceptos que implica (p.ej. el de la solidaridad).

 

BIOGRAFÍA DEL ESTADO MODERNO

R.S.H. Crossman

Ed. Fondo de Cultura Económica, año 1994, 351 págs.

Índice:
I introducción. IILos comienzos del Estado moderno. IIILa Revolución inglesa. IV La Revolución norteamericana. V Revolución francesa. VI La Revolución industrial en Inglaterra. VII Liberalismo nacional e imperialismo. VIII El socialismo y la Revolución rusa. IX Fascismo. X Orden mundial oaniquilamiento. XI El mundo de la posguerra.

Este breve libro, un clásico, describe la evolución del concepto y de la realización práctica del Estado como plasmación de las corrientes políticas y de los procesos históricos; es, pues, una historia de las ideas que han dado formas concretas al Estado. Una de las conclusiones del autor es que en cualquier régimen político, las mayorías siempre constituyen un "núcleo indiferente" que abandona toda responsabilidad en manos de una minoría activa; en una ideología totalitaria, como el nacionalismo, éstas minorías se constituyen en "clase gobernante". El capítulo dedicado al Fascismo y al eufemísticamente llamado "nazismo" - puro nacionalismo - tiene una importancia especial, dado el "revival" de los nacionalismos, que mediante la imposición de los mitos nacionales, e incluso raciales (hoy "étnicos" o "etnoculturales") vacían de contenidos las instituciones de la democracia: la monopolización del espacio político por una ideología única y la alineación acorde con ella de la vida social (pública y privada , conducen a la eliminación de la disidencia (por medios más o menos directos) resultando el totalitarismo como sistema de vida; a partir de ahí cualquier forma de gobierno, incluso la democracia formal, ya resulta irrelevante.