Portada Índice de Autores y de Títulos

Ordenación por autores, inicial: B

RAZA, NACIÓN y CLASE

Etienne Balíbar, Immanuel Wallerstein

Ed. IEPALA, año 1991, 359 págs.

Índice:
Introducción. Prefacio. 1¿Existe el neorracismo? 2 Universalismo, racismo y sexismo. 3 Racismo y nacionalismo. 4 La construcción de los pueblos: racismo, nacionalismo, etnicidad. 5 La forma nación: historia e ideología. 6 La unidad doméstica y la formación de la fuerza de trabajo en la economía-mundo capitalista. 7 El conflicto de clases en la economía-mundo capitalista. 8 Marx y la historia: la polarización. 9 La burguesía: concepto y realidad. 10 ¿De la lucha de clases a la lucha sin clases? 11 El conflicto social en el Africa negra independiente: nuevo examen de los conceptos de raza y grupo de status. 12 El "racismo de clase". 13 Racismo y crisis. Posfacio.

Este libro recoje un conjunto de ensayos de ambos autores, en que desde sus distintas perspectivas examinan la dinámica social e histórica que constituye el contexto del marxismo occidental actual: las nuevas divisiones de la "clase obrera", la especificidad del racismo contemporáneo y la articulación del nacionalismo con la lucha de clases, todo lo cual determina y condiciona las perspectivas de transformación revolucionaria del movimiento social en un entorno interdependiente. Dan una explicación sobre el racismo (que está en aumento, no en retroceso, como suele afirmarse) en términos estructurales. No se trata de un simple "prejuicio" sinó de una manifestación violenta de una escisión en las relaciones sociales. El racismo se articula específicamente con el nacionalismo, que si no es causa única, sí es determinante de las explicaciones "psicológicas" (sentimiento de identidad personal y de la pertenencia colectiva). La mitología racial, en particular la de la herencia común y la pertenencia a una comunidad distinguida cumple la misión de salvar la distancia que separa a las masas de las elites intelectuales. El nuevo camuflaje del mismo (el racismo sin razas) no se refiere a desprestigiadas herencias biológicas, sinó a las mucho más maleables "diferencias culturales" y la exaltación de la nocividad de su disolución: es el racismo diferencialista (la cultura actuando como una "naturaleza"). Se discuten en profundidad las categorías "pueblo" (como etnicidad ficticia), "nación" (ambas construcciones históricas), la relación entre lucha de clases y la formación nacional, y los modos históricos de construcción del pueblo: la raza, la nación y la etnicidad. Estudia el paso del Estado "prenacional" al "nacional" a través de la construcción del pueblo como cuestión de hegemonía interna por medio de instituciones sociales: la comunidad lingüística, la comunidad racial y los procesos de etnificación de minorías y de mayorías. Para el análisis del capitalismo, como sistema histórico, aborda las transformaciones necesarias a la ortodoxia marxista articulando los aspectos económicos y políticos de la lucha de clases, los procesos de proletarización y de aburguesamiento y la función de la escolarización generalizada (obligatoria) en la producción de diferencias y sostén de la división entre trabajo manual e intelectual (de ejecución y de dirección). Todas éstas cuestiones están en la base de los intentos de renovación de las ideologías internacionalistas. Se estudian también los problemas que plantean la constatación del incremento de la conciencia de "grupo" respecto a la conciencia de "clase", y aunque se puede interpretar como una fase necesaria, antes de que ambas pudieran llegar a coincidir, más bien debe interpretarse como una "alienación política" en el seno de la lucha de clases en el nacionalismo. Concluyen con que es difícil conciliar a las "masas pauperizadas" del tercer mundo con los "nuevos proletarios" del mundo industrializado, hallando como obstáculos el particularismo étnico confundido en ideología liberadora y los intereses reales inmediatos. La superación de tales obstáculos requieren la reconstrucción de una ideología de clase capaz de contener y superar los nacionalismos.

 

SUEÑOS GLOBALES

Richard J. Barnet y John Cavanagh

Ed. Flor del Viento, año 1995, 425 págs.

Índice:
I-La era de la mundialización. II-Imágenes globales, ritmo global. III-El centro comercial global. IV-El lugar de trabajo global. V-El dinero global. VI-Pensamiento global en un mundo desordenado

De entre las numerosas obras que tratan del tema de la globalización, "Sueños globales" destaca por describirla de un modo sencillo y a través de sus principales ejemplos: las multinacionales y su papel en la internacionalización de la cultura popular, los mercados de consumo, la producción industrial y las finanzas. La obra trata de los caminos por los que las multinacionales y la globalización inciden en el ámbito laboral, comercial, cultural y financiero. Describe estos efectos en los cuatro capítulos del libro con ejemplos, acompañándolos de multitud de datos y un análisis completo de sus causas y consecuencias.
Estamos ante un antecedente de las muchas obras sobre la mundialización que hoy nos inundan de modo tan oportunista. Muy amena y sencilla de leer, es la mejor introducción a este tema tan actual y colonizado por los análisis economicistas y la manipulación política de los “nuevos movimientos sociales”. Una obra muy alejada de los sesudos estudios económicos sobre el tema.

 

LOS ORÍGENES DE LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA. Anatomía de una transición.

Shlomo Ben-Ami

Ed. Alianza Universidad, año 1990, 431 páginas.

Índice:
I-De la monarquía constitucional al vacío político. II-Cambio, desencanto y el espíritu del republicanismo. III-El mosaico de las organizaciones republicanas. IV-Los republicanos: en busca de la unidad. V-Un refuerzo decisivo: el socialismo reformista. VI-La modernización y una clase política en decadencia: la crisis de la élite dinástica en la transición de la monarquía a la República. VII-Delenda est monarchia. VIII-La quiebra de la alianza republicana. IX-La República en el poder: ¿preludio de una catástrofe inevitable?.

Esta obra del hispanista judeo-marroquí Ben-Ami es, además de pionera, una de las más exhaustivas y ecuánimes de las que estudian el periodo de ascenso republicano en la España de los años 20, resaltando a los actores y sus movimientos. A destacar la agresividad de los nacionalismos separatistas y su alianza con la izquierda y los republicanos con el fin de lograr el poder y subvertir el orden a cualquier precio, y la debilidad y oportunismo de sus oponentes de la derecha monárquica. La Historia se repite.
Se desgranan los cambios en el interior del campo republicano, su recambio generacional, las alianzas internas y externas, las estrategias... Pero no sólo documenta hechos; además analiza las dificultades para modernizar la clase política de la monarquía, la moda del republicanismo, el cambio económico y social que se estaba operando, sin duda propiciado por las propias organizaciones republicanas, y su alianza con la izquierda y los nacionalismos, que tanta importancia tendrían en la siguiente etapa. No es una obra “política”, no toma partido, pero no por ello es menos veraz aunque en el tratamiento de los temas se añore un trasfondo de tesis más riguroso. Especialmente interesante es la narración de la forja del caciquismo republicano y su importancia en la victoria electoral, así como del autoderrotismo monárquico, no menos fundamental en aquella, y del radicalismo que ya caracterizaba al movimiento y que cubriría su actuación institucional. Es sin duda la mejor monografía sobre esta época fractal, y la más exhaustiva y detallada. Una época convulsa que recuerda inquietantes similitudes con la nuestra.

 

EL FUSTE TORCIDO DE LA HUMANIDAD. Capítulos de historia de las ideas.

Isaiah Berlin

Ed. Ediciones Península, año 1990, 268 págs.

Índice:
La persecución del ideal. La decadencia de las ideas utópicas en Occidente. Giambattista Vico y la historia cultural. El supuesto relativismo del pensamiento europeo del siglo XVIII. José de Maistre y los orígenes del fascismo. La unidad europea y sus vicisitudes. La apoteosis de la voluntad romántica: la rebelión contra el mito de un mundo ideal. La rama doblada: Sobre el origen del nacionalismo.

Conjunto de ensayos relacionados con la historia de las ideas, los fines, los valores y sus cambios. Revisa los conceptos de relativismo cultural, pluralismo y romanticismo en sus distintos contextos, sus interrelaciones, y las expresiones antiuniversalistas que negando toda base común conducirían, necesariamente, a la consideración de muchas humanidades distintas. A lo largo de los distintos textos, se va plasmando una crítica del nacionalismo que manifiesta tal actitud extrema (culto al idealismo, al fracaso noble y a las minorías, como actitudes heroicas cualesquiera que sean sus motivos o creencias): incomunicabilidad de las culturas, negación de todo concepto universalista, etc... El romanticismo que constituiría la base conceptual para el nacionalismo, emergió como reacción de Alemania (atrasada y sin participación en el renacimiento de Occidente) contra Francia, atacando radicalmente a la Ilustración. Su criatura, el nacionalismo, es impulsado aprovechando frustraciones y humillaciones (reales o imaginarias) de colectividades que han tenido poca relevancia histórica, y la exaltación de un pasado glorioso, es un primer paso para recuperar el "orgullo nacional". Según nos explica, su evolución como fuerza dominante en Europa, hasta hoy, fué imprevisible para sus primeros divulgadores y también para sus detractores. Despreciado por los racionalistas, por los liberales y por los socialistas, la guerra de 1914 contradijo a todos y barrió al socialismo. La perspectiva posterior que nos ofrece, indica que ningún movimiento político puede triunfar si no va de la mano del nacionalismo y señala que, posiblemente, sea "uno de los mayores peligros que amenazan a la humanidad".

 

LAS RAÍCES DEL ROMANTICISMO

Isaiah Berlin

Ed. Taurus, año 2000, 226 págs.

Índice:
Prefacio. I En busca de una definición. II Primer ataque a la Ilustración. III Los verdaderos padres del Romanticismo. IV Los románticos moderados. V El romanticismo desenfrenado. VI Efectos perdurables del romanticismo. Referencias Bibliográficas.

Valioso estudio del Romanticismo en el que muestra que no se trata de un movimiento intelectual más en la historia del pensamiento occidental, sino el mayor y más influyente, profundo y duradero, en todos los órdenes de la vida europea. Las consecuencias de lo que ha llegado a ser una verdadera revolución, han resultado enormes (y según el autor, pavorosas). Su legado pervive no sólo en la conciencia europea (pensamiento, sentimiento y acción), sino en los movimientos políticos, particularmente en el nacionalismo, que ha hallado impulso e inspiración en él, y que ha llegado a ser la ideología más poderosa y que más ha cambiado no sólo a Europa sino al mundo entero. El interés en este tema no es meramente histórico o estético, ya que está en el origen de todos los totalitarismos, en el culto a la personalidad, en la fascinación por la "historia", por los mitos, por el culto a los muertos, por la naturaleza, por lo "sagrado", en la ética emotiva, en el fanatismo, en la intolerancia, en el fascismo y posteriormente posibilitó el existencialismo, etc... En esta obra examina los presupuestos de los pensadores que dieron forma e impulsaron a este movimiento. Rastrea los orígenes del pensamiento romántico y los factores que, en los inicios del s.XVIII, promovieron esta gran transformación de la conciencia en Occidente: la crisis del Racionalismo y el ataque a la Ilustración desde Alemania, donde dadas sus características políticas y sociales se había afianzado el "pietismo" luterano, que daba total preeminencia a la relación personal y directa del hombre con el creador, lo que supuso una actitud bastante generalizada de retirada hacia la profundidad del alma humana y el ensimismamiento. Gradualmente condujo a la exaltación de lo emocional: el vitalismo místico, la sacralización de la historia, la entronización del mito, la exaltación del arte como ajeno a toda razón, el desprecio de la razón, y la incomunicabilidad e inconmensurabilidad de las formas culturales. Éstas son interpretadas como resultados inconscientes y profundos de los grupos humanos, gestadas desde tiempos inmemoriales y que, por consiguiente, constituyen una expresión divina del "genio" de los pueblos, de donde surge la idea (invención), acerca de que todos los hombres buscan pertenecer a un grupo, y que de forma predeterminada ya lo hacen, y del cual no pueden separarse. Se trata de "su" contexto, fuera del cual solo hay desarraigo. Así se forja la necesidad de pertenecer a una secta y tener "raíces" (Vico, Herder...), que es la base del nacionalismo (lengua, tierra, muertos...), desestimando, como señala, que la realidad de las características locales es fruto de la incomunicación y el aislamiento. Todo ello constituye la máxima expresión del irracionalismo, el sentimentalismo y la melancolía humana, expresadas como la exigencia de conservar cada cosa como "es" (el nativo ha de conservar su condición de nativo eternamente), y la negación de la unidad y la compatibilidad entre ideas y personas. La irrupción del irracionalismo en el pensamiento fue decisivo y devastador para la razón y para la libertad y autonomía individuales, que jamás (hasta el presente) se recuperó. En este entorno nace y pervive una concepción de la nación como la "gran comunidad" formada por los muertos, los vivos y los aún no nacidos, unidos todos por elementos no analizables que constituyen la "esencia" de la nación. Así se construye la concepción organicista de la vida en colectividad a la que ineludiblemente se debe lealtad: se trata de la "religión-nación-estado".

 

EL SENTIDO DE LA REALIDAD. Sobre las ideas y su historia

Isaiah Berlin

Ed. Taurus, año 1998, 399 págs.

Índice:
El sentido de la realidad. El juicio político. Filosofía y represión gubernamental. El socialismo y las teorías socialistas. El marxismo y la Internacional en el siglo XIX. La revolución romántica: una crisis en la historia del pensamiento moderno. El compromiso artístico: un legado ruso. Kant como un origen desconoido del nacionalismo. Rabindranath Tagorey la conciencia de nacionalidad.

En estos ensayos, profundizando en la historia de las ideas, analiza el complejo histórico, filosófico y político del que surgen el socialismo, el romanticismo y el nacionalismo. Básicamente cuestiona la posibilidad de reducir el proceso histórico a una teoría basada en leyes capaces de explicar sistemáticamente tanto el pasado como el futuro. Con ello limita la extensión cientificista de los métodos de las ciencias naturales a las ciencias humanas, aún sin despreciarlos -e incluso ocasionalmente emulándolos- y expresando el mayor respeto por la Ilustración. Recorre el desarrollo de la crítica a las instituciones (y en particular el derecho a la propiedad) y la aparición de las ideas, primero utópicas, que se materializan en el socialismo moderno: el marxismo, un nuevo "ecumenismo" que pretende fijar las leyes universales y únicas que rigen la historia. Presenta la historia del pensamiento político como dominada por dos grandes tendencias: quienes conciben el devenir como confrontacion y choque buscando un equilibrio precario, y quienes los consideran como una anomalía que debe subsanarse buscando un conjunto de fines compatibles eliminando el conflicto y contradicciones (la unidad de la teoría y la práctica). La revolución romántica ocupa un lugar central como agente que transformó radicalmente la ética y la política modernas al lograr imponer las doctrinas subjetivistas que produjeron una discontinuidad en el pensamiento de la época, cambio brusco que se ha propagado hasta el presente y con profundas implicaciones: el irracionalismo y, vinculado a él, el nacionalismo que rechaza los valores y verdades universales, lo que Berlin denomina la "Contra-Ilustración". El nacionalismo, incluso en sus versiones más "moderadas", brota del sentimiento no de la razón. Arranca de la sustitución de la razón por la emoción y de la repugnancia y odio a todo lo que rebaja las diferencias entre diversos grupos humanos: el cosmopolitismo y el universalismo. Estas nuevas corrientes desembocan en la liquidación de la noción de unidad de la humanidad y la intercomunicación racional entre los diferentes, bases sobre las que se sustentaba toda la tradición y cultura occidentales. La esencia del hombre ya no se identificará más con la razón, atributo universal, sinó con su voluntad absoluta como expresión del ego total. En ese aislamiento y ensimismamiento creará sus propios y exclusivos valores generándose un individualismo comunitarista que halla su máxima expresión en la gestación del "individuo colectivo": el "pueblo". Hegel , y Marx, suponen en cierto modo -y sin éxito- una especie de contrarrevolución frente al Romanticismo, quien, no obstante, penetró profundamente en la conciencia europea. Como epílogo analiza el extraño -y monstruoso- derrotero según el que, a veces, las ideas se convierten en sus contrarios. Tal es el rumbo que siguen algunas de las más elevadas doctrinas de Kant de la mano de Fichte, a través de la rigidez de los "imperativos morales" y con ocasión de la fractura europea que produjo la Reforma y las guerras entre Francia y Alemania, que permitieron la fácil tergiversación y transformación del concepto de "autonomía" individual y de la libertad moral, en el libre albedrío frente a la razón universal y en "autonomía moral de la nación". Este deslizamiento encaja bien con el pietismo luterano y finalmente desemboca en el Romanticismo -ajeno por completo a Kant- por el que se llega a la negación del yo individual; la nación pasa a ser el único "yo" y el individuo sólo "sería" en cuanto miembro de ese cuerpo orgánico constituido por los muertos, los vivos y los aún no nacidos, fuera del cual no hay existencia. Según Berlin, el nacionalismo junto a sus próximos: el racismo y el fanatismo religioso, son los "fenómenos más espantosos y bárbaros de nuestro tiempo" que nadie jamás supo predecir.

 

NACIONALISMOS y NACIONES en EUROPA

Andrés de Blas Guerrero

Ed. Alianza Editorial (Alianza Universidad), año 1995, 202 págs.

Índice:
Presentación. Nota a la primera reimpresión. 1 Nacionalismo y nación en el mundo actual. 2 Nacionalismo y liberalismo en el mundo europeo. 3 Socialismo, comunismo y nacionalismo. 4 Factores culturales y nacionallimo. 5 El tratamiento político del problema del nacionalismo. 6 A modo de conclusión: El futuro del nacionalismo en Europa. 7 Bibliografía consultada. Índice onomástico.

Se presenta una síntesis y análisis crítico de los diferentes enfoques y teorías sobre el nacionalismo, corroborando lo ya indicado por otros autores en cuanto a las dificultades para formular una teoría general que englobe a la totalidad de manifestaciones de éste signo, a las trayectorias históricas y a las biografías particulares que ha generado, y otro tanto puede darse en lo concerniente a las tipologías clasificadoras, que se suceden en función del aspecto o punto de vista que se adopte. Es de observar que dichos resultados conducen a una cierta confusión, excepto en el exclusivo ámbito académico, si no se resalta la evolución histórica que conduce al nacionalismo realmente existente, cuyas características se diluyen en la maraña teórica y clasificatoria desde sus orígenes, pues con el paso del tiempo ha contenido movimientos, bases, y objetivos completamente distintos hasta convertirse en una ideología totalitaria expresada en el lenguaje de la identidad colectiva impuesta, la etnicidad y el diferencialismo. Para ofrecer una visión más amplia expone las relaciones, en principio difíciles, entre esa doctrina y las distintas ideologías con las que ha coexistido y en las que ha penetrado hasta colonizarlas por completo. Estudia también los instrumentos básicos de que se sirve el nacionalismo para sus construcciones, particularmente, la lengua, como marcador inapelable, pero también presta atención a las posibilidades y apoyo que la religión ha brindado dentro del conjunto de elementos susceptibles de crear escisiones en las sociedades. Finalmente trata de los distintos modos en que se abordan las soluciones políticas a los conflictos que crea esa ideología: desde las distintas formas de distribución del poder, el federalismo (no para forjar unidades sinó para desmembrar unidades previas), hasta la aplicación de principios dudosos e imprecisos como el de las nacionalidades, la autodeterminación y secesión, y sus posibilidades y costos. Analiza los diversos escenarios y posibilidades de evolución de los Estados junto a las dificultades en definir formas estables para las unidades supranacionales y la emergencia de nacionalismos subnacionales, cuya aspiración a conseguir Estados homogeneizados étnicamente ha sobrevalorado lo que han definido como la "crisis del Estado" (para erosionar su legitimidad), y que no afectaría, obviamente, al que pretenden construir. El autor aboga por una redefinición, y disolución parcial, del estado-nación actual, y simultáneamente la revisión a la baja de los nacionalismos renunciando a secesiones y protagonismos espúreos, y aceptando distintos niveles de integración y lealtad de las poblaciones sin exclusividades; pero la realidad presente avanza en dirección opuesta a lo que tales deseos expresan.

 

ADIOS CATALUÑA. Crónica de amor y de guerra.

Albert Boadella

Ed. Espasa (Ensayo), año 2007, 284 págs.

Índice:
AMOR I. GUERRA I... y así alternativamente hasta AMOR XII. GUERRA XII. Inventario de los combates y consecuentes estragos... . EPÍLOGO CAMPANTE.

Las cuatro primeras páginas recogen citas, por sí solas sobradamente elocuentes, que reflejan de un modo insuperable la ruindad, bajeza, mezquindad, miseria, y naturaleza profundamente violenta, intolerante y totalitaria del nacionalismo; en este caso particular, el nacionalismo catalán.
Concluye esta obra con su propio título, y con la feliz liberación que para el autor supone el mismo.

Con un lenguaje humorístico, irónico, y mordaz, desarrolla una narración iconoclasta que desnuda los delirios nacionalistas y deja al descubierto la miseria y tétrica sordidez mafiosa que encubren.
Empapado desde niño por el mito envolvente y cargado con los fetiches que la religión narcisista inculca, describe cómo progresivamente la realidad va desvelando la farsa, y la irracionalidad del nacionalismo. Así, poco a poco empezó el camino del desafecto (hasta su consumación: la antipatía y el hastío) a ese mundo étnico asfixiante. Paralelamente a ese proceso fue desarrollando sus actitudes de resistencia y oposición a la tiranía identitaria. A lo largo de estas páginas se contempla nítidamente el proceso de transformación forzada del entorno social, su cada vez mayor intolerancia a la disidencia incipiente y su rápida evolución hacia una actitud hostil y agresiva. La transformación de la sociedad es una consecuencia del control del medio cultural (degradándolo) mediante la corrupción que las abundantes subvenciones establecieron como norma, el subsiguiente chantaje, la dependencia, el clientelismo, y en fin, la sumisión. Así desfilan ante nuestros ojos los símbolos culturales de toda una época (Nova Canço, etc...), la avalancha de arribistas (ex franquistas), y conversos, atraidos por el siniestro panal de rica miel. Corrupción, estafas, despilfarros, ineficiencias, todo a cambio de fidelidades, hacen que la ingenua propuesta autonómica jamás repercuta, ni mínimamente, en beneficio de la población. La hiper-exaltación de los símbolos patrios, tan oprimidos y vejados, exige enormes sacrificios... a unos, porque para los avispados es simplemente un buen negocio.
La actitud del autor frente al régimen dictatorial nacionalista ha sido extraordinaria e incluso heroica dado lo desigual del enfrentamiento (y sus consecuencias), la pasividad de la población y la actitud mezquina y oportunista de los partidos políticos, quienes en flagrante traición a sus supuestos "idearios" han sido cómplices del nacionalismo y anestesiadores de la ciudadanía.
El nacionalismo ha utilizado admirablemente el lenguaje, ha controlado los medios, la cultura, la educación y sobre todo ¡el dinero!, todo ello de un modo tal, que ha logrado inducir en la población actitudes y comportamientos automáticos que ahorran la necesidad de lanzar consignas explícitas: "todo el mundo sabe lo que ha de hacer".
Habiéndose enfrentado en solitario al régimen étnico-identitario, y sufrido su represión, aún sumó su ayuda, valiéndose de su notoriedad, al esfuerzo de levantar una fuerza política teóricamente beligerante con el nacionalismo. Su descripción del proceso es de una notable exactitud y refleja y explica, contundentemente, porqué el nacionalismo se hace más fuerte y poderoso: no tiene a nadie en frente. "Ciudadanos" ha sido un fracaso, pero también una tentativa de la cual se deben extraer enseñanzas.

 

NACIONALISMO y ESTADO

John Breuilly

Ediciones Pomarés-Corredor, año 1990, 444 págs.

Índice:
I-Introducción. II-Variedades de nacionalismo en un mundo sin Estados-nación. III-Variedades de nacionalismo en un mundo de Estados-nación. IV-Las bases sociales e intelectuales del nacionalismo

Breuilly, profesor de Historia de la Universidad de Manchester hace un estudio analítico y clasificatorio de los nacionalismos, de la segunda generación en especial y de sus bases sociales, considerando que es un medio de movilización política y de enmascaramiento de intereses elitistas, por encima del resto de las teorías, las cuales critica. La posición de Breuilly es certera en su visión del nacionalismo como un medio de crear identidad para la movilización política, y no un resultado de una identidad precedente. Es una obra exhaustiva en su análisis de los diversos nacionalismos a lo largo de la Historia, lo que la emparenta y complementa con la de Hans Kohn. Su tesis principal, como su título indica, es la relación del nacionalismo con el Estado a través de un análisis riguroso, un verdadero método comparativo entre modelos nacionalistas y de sus bases sociales.

La base de este análisis es la dicotomía entre Estado y Sociedad y sus variaciones históricas que Breuilly trata sistemáticamente y de modo profundo. Un análisis estructural e institucional, centrado en el modo de acción política y movilización social. Es un análisis que ha sido resaltado posteriormente y en cierto modo se opone al de Ernst Gellner.
Podríamos resumir diciendo que el nacionalismo sólo triunfa si logra convencer de sus mentiras a otros. Negarles es su derrota.

 

ESPAÑA FRENTE A EUROPA

Gustavo Bueno

Ed. Alba Editorial, año 1999, 474 págs.

Índice:
Introducción. Los "problemas de España" y el "problema de España". I ¿Qué es España? Diferentes modos de pensar su identidad. II España no es originariamente una nación. III La idea del Imperio como categoría y como Idea filosófica. IV España y el Imperio. V España y América Hispana (Iberoamérica). VI Esapaña frente a Europa. Final.

Este libro de filosofía de la Historia de España, se propone examinar la naturaleza de la identidad y unidad de España. Al paso de la exposición se precisa el contenido filosófico de numerosos conceptos e ideas involucradas (como la "identidad",que no es determinada exclusivamente por asunciones internas sinó a la vez por el entorno envolvente, la "unidad", como sistema de interacciones complejas, culturales..., que proceden desde el pasado remoto, la "nación canónica", como evolución de una sociedad política, el "nacionalismo", como politización de componentes étnicos que necesariamente requiere la secesión, etc...), cuya densidad de contenidos queda oculta en su uso habitual en distintos ámbitos políticos e ideologías, lo que permite el sesgo, el uso confuso, y la manipulación interesada. Según el autor, la identidad de España proviene de su pertenencia a Roma, y evoluciona históricamente con los hechos y las distintas situaciones políticas. La unidad está determinada históricamente por el tronco común peninsular, y la convivencia, por refundición de distintos estratos étnicos dentro del ámbito geográfico peninsular antes de la existencia de la nación política, señalando la existencia de afinidades e intereses comunes, y disociando la "idea de España" de la idea de la "nación española", que se desarrolla en un proceso histórico posterior. La perspectiva europea, en la que España recibiría además una identidad europea, puede suponer la ruptura de la unidad (e identidad) en función del modo en que se produzca su organización (así, la "Europa de los pueblos" soberanos, satisfacería los requerimientos nacionalistas pero, a la vez, negaría toda posible identidad europea).

 

EL MITO DE LA CULTURA

Gustavo Bueno

Ed. Editorial Prensa Ibérica, año 2000, 259 págs.

Índice:
Preludio. La cultura como mito. I Prehistoria de la idea de cultura: la idea de "cultura subjetiva". II Nacimiento y maduración de la idea metafísica de cultura en la filosofía alemana. III La idea de cultrua como campo de la investigación científica. La Antrpología cultural como "Culturología". IV La idea de cultura como idea práctica constituyente. El "Estado de Cultrua". V La génesis de la idea metafísica de cultura. El "Reino de la Gracia" y el "Reino de la Cultura". VI El mito de la unidad orgánica de la cultura y la realidad de las categorías culturales. VII El mito de la "identidad cultural" y la realidad de las esferas culturales. Las culturas objetivas como sistemas morfodinámicos. VIII Sobre una ley del "desarrollo inverso" de las esferas y ls categorías culturales. IX El mito de la cultura universal y la cultura Kitsch cosmopolita. FINAL. La cultura como opio del pueblo. Bibliografía. Glosario.

El autor desarrolla un análisis crítco del mito de la cultura para tratar de dilucidar su naturaleza, sus complejas categorizaciones, sus expresiones y manifestaciones, su génesis, y su estructura, con la finalidad de proporcionar los elementos necesarios para la liquidación del mito. Según el propio autor, como muy acertadamente expresa, no se trata de un libro desmitificador, entre otras razones porque no será leído por quienes se hallan poseidos por el mito. Sostiene que un mito se "extingue por sí mismo o por variaciones de su entorno". En éstos momentos la idea de Cultura se ha sobreprestigiado hasta la sacralización (el término mismo se antepone ahora a todo tipo de conducta) y el posible vaciamiento de contenidos autónomos, creando una situación conveniente para colocar cualquier cosa y extraer cualquier significado e interpretación: la cultura como expresión del "espíritu del pueblo" y "por lo tanto" de su "identidad". La cultura se ha convertido en un mito oscurantista que a través de los nacionalismos (para quienes es un instrumento y objeto de manipulación impagable), sustituye de un modo más presentable el mito de la raza y desempeña las mismas funciones: unir a individuos en un cierto ámbito y, a la vez, separarlos necesariamente de los otros (en especial los más próximos). La cultura actúa como los primitivos tótems discriminatorios tribales y su manipulación ideológica la ha convertido en identidad propia de la etnia, que es irreductible con toda otra.

 

CAUSAS SAGRADAS. RELIGIÓN y POLÍTICA en EUROPA

Michael Burleigh

Ed. Taurus, año 2006, 562 páginas.

Índice:
1- Europa después de la I Guerra Mundial. 2- Las religiones políticas totalitarias. 3- La Iglesia en la época de los dictadores. 4- Apocalipsis 1939-1945. 5- Resistencia, Democracia Cristiana y Guerra Fría. 6- El camino hacia la falta de libertad. 7- La época de las trompetas de juguete. 8- Los disturbios de Irlanda del Norte, 1968-2005. 9- La Iglesia y el hundimiento del marxismo-leninismo europeo, 1970-1990. 10- Europa después del 11-S

Si algo es esta voluminosa obra, es bien documentada. Tras los conocidos capítulos de la época de entreguerras y el nazismo, se abordan los más desconocidos de la Resistencia y la época comunista.
Siempre apasionado, muestra todo su vigor narrativo en el tratamiento de la manipulación nacionalista irlandesa y la época más actual.
Denso pero básico en este tema.